Inicio Bienestar Los animales también envejecen.

Los animales también envejecen.

1569
0
Compartir

Los animales también se ponen viejos y hay que aprender entender cuándo ellos empiezan a perder sus facultades. Por eso quisimos compartir este espacio con el doctor Jorge Tartaret quien nos explicó cómo reconocer cuando hay señales de envejecimiento mental y físico en nuestras mascotas.

Comenzó diciéndonos el Dr. Tartaret que la parte del envejecimiento cerebral del perro no debe ser  tomado como una enfermedad, sino que su envejecimiento cerebral es una ley de vida que le va a cambiar su comportamiento, al igual que su organismo no va a responder igual para todas situaciones. 

Uno de los cambios de comportamiento es la desorientación del perro, que parece perdido en el hogar, disminuye su capacidad de alerta, el pelo se le torna duro, opaco, blanquecino, hay pérdida de los dientes, el perro no saluda de forma cariñosa, le cuesta levantarse, no pide atenciones ni caricias y un signo clave es que pierde la capacidad de control de esfínteres.

Dependiendo de la talla de un animal, hay unos que se vuelven viejos más temprano que otros. En los perros de talla grande, alrededor de los 7 años se empieza a decir que un perro es senil y en los de talla pequeña alrededor de los 9 o 10 años. Esto se debe a que el metabolismo de los animales de talla más grande es más rápido y por ende, envejece más rápido. Por lo general, un perro de talla grande dura alrededor de 12 años y uno de talla pequeña dura 14 o 15 años. 

Cuando empiezan a darse estos signos, se debe llevar al perro al veterinario para descartar que tenga problemas en las articulaciones o problemas visuales como cataratas, las cuales pueden ser retardadas si no han aparecido con un cambio en su alimentación.

Un factor que afecta enormemente la calidad de vida de un animal y  su envejecimiento, es la obesidad y por eso el cambio de alimentación es muy importante, debiendo ser bajo en calorías, con antioxidantes en base a vitamina C y E o antioxidantes provenientes del té verde o de las uvas.

Los perros pueden comer cualquier tipo de fruta dependiendo de cómo se haya acostumbrado.

Es necesario evitar el sedentarismo haciendo que haga ejercicio, sacándolo más a que sociabilice y seguir su dieta sana y balanceada. También es importante que se sigan los consejos y medicamentos que indique el veterinario.

El Dr. Jorge Tartaret puede ser ubicado en el  Consultorio Veterinario Proavícola en Catia, y contactado por los teléfonos (0212) 872.0346 (0414) 257.2024 

 

Deja un comentario