Inicio Aprende como ¿Cómo redactar bien un trabajo escrito?

¿Cómo redactar bien un trabajo escrito?

5586
0
Compartir

Todo estudiante y/o profesional, a lo largo de su experiencia profesional y de sus estudios, ha tenido que enfrentarse, en múltiples ocasiones, a la redacción de un trabajo escrito. Por la frecuencia de esta tarea, podría pensarse que es fácil entrenarse en ella. Sin embargo, para muchos, esta tarea resulta ardua y compleja. Por eso, continuando con nuestros temas sabatinos acerca de la elaboración de trabajos escritos; hoy te traemos 7 útiles consejos que te ayudarán a mejorar, cada vez más, tu desempeño en la redacción.

 

Organiza, en un esquema, el contenido que tendrá el trabajo escrito

Así, podrás ordenar tus ideas; revisar con cuál información cuentas y qué otros aspectos debes investigar más. Además, te brindará estructurar bien el trabajo escrito y decidir cuáles contenidos trabajarás primero. Asimismo, te ayudará a redactar el cierre de cada parte o capítulo, de manera que, a su vez, esta te sirva de enlace e introducción a la siguiente sección.

 

Este esquema fungirá de columna vertebral de tu trabajo escrito. Alrededor de él construirás todo el texto. Gracias a esa estructura tendrás definido cuáles serán los subtemas que analizarás y el orden lógico y jerárquico en el que resulta conveniente hacerlo.

 

Cuida que las ideas guarden conexión unas con otras

 

Para que la lectura resulte amena y, además, permita al lector comprender lo que has expresado; es necesario que las ideas y conceptos guarden ilación. Por ello, debes asegurarte de establecer conexión y palabras de transición entre las ideas de un párrafo y las del siguiente. Para ello, resultan muy útiles los conectores; que no son más que palabras y/o frases que indican la relación lógica que existe entre oraciones y párrafos.  Gracias a ellas, ningún párrafo parece aislado del resto del trabajo.

A continuación, te ´recomendamos una útil lista de conectores, publicada en:

http://www.iesseneca.net/iesseneca/IMG/pdf/Conectores_textuales.pdf

 

Sé concreto, no emplees más palabras de las que requieras

 

Con frecuencia, los estudiantes piensan que su calificación será directamente proporcional al número de páginas que su trabajo escrito tenga. En consecuencia, se esfuerzan en adornar con exceso de palabras cualquier texto que redacten. Sin embargo, esto no es cierto. Ser redundante, abusar de la voz pasiva y de palabrería, es contraproducente. Le resta calidad al texto y lo hace aburrido.

Por ende, evita dar explicaciones y argumentos innecesarios para las ideas que expreses en el texto, así como tampoco des muchas vueltas a un tema para llegar al mismo punto. Plasma tu información de manera precisa, pero asegúrate de no omitir lo que sí resulta indispensable.

 

Cuida la extensión adecuada de oraciones y párrafos

 

No existe una medida definida de cuál es la mejor extensión de una oración y/o párrafo. Lo que sí podemos recomendarte es que combines a lo largo del texto, oraciones y párrafos de diferente extensión. Asimismo, presta cuidado a ideas que puedas expresar de forma breve. Por el contrario, si la idea es compleja, distribúyela en varias oraciones y párrafos, cuidando el uso de los signos de puntuación y de los conectores.

 

Cuida el vocabulario que empleas

 

Emplea un vocabulario sencillo, pero a la vez, haz uso de palabras técnicas propias de la asignatura o tema trabajado. Sin embargo, asegúrate antes de tener claro su significado, para que no las emplees de manera inadecuada. Tus mejores aliados son los diccionarios de uso práctico, diccionarios de sinónimos y diccionarios especializados. Asimismo, recuerda que la Real Academia Española tiene herramientas de utilidad que puedes consultar vía online.

 

Redacta en tercera persona

 

A menos que el profesor de la materia, para la cual estás realizando el trabajo escrito, te indique lo contrario, NUNCA redactes en primera persona. Lo correcto es hacerlo en tercera persona.

 

Respeta la autoría del material consultado

Al copiar textualmente o parafrasear un texto, recuerda señalar la fuente consultada y reflejarla en la sección de referencias. Si tienes dudas de cómo hacerlo, consulta nuestros anteriores artículos:

¿Cómo se presentan las Tablas en normas APA? 

Hacer citas textuales según las Normas APA (Parte II)

¿Cómo citar fuentes electrónicas con normas APA?

Hacer citas parafraseadas, según las Normas APA

Hacer citas textuales según las Normas APA (Parte I)

Revisa totalmente tu trabajo, de principio a fin, antes de imprimirlo.

 

Incluso, sería conveniente que además de ti lo lea otra persona para que, luego, puedas chequear con élla si tu redacción es comprensible o si existe alguna parte que no puede ser comprendida.

 

NO TE RINDAS. A REDACTAR SÓLO SE APRENDE REDACTANDO. MIENTRAS MÁS PRÁCTICA TENGAS, MEJOR LO HARÁS.

Deja un comentario