Inicio Aprende como Aprende cómo se relacionan los ácaros con las alergias

Aprende cómo se relacionan los ácaros con las alergias

262
0
Compartir

¿Qué son las alergias?

Las alergias son un conjunto de alteraciones respiratorias, nerviosas o eruptivas que ocurren en el sistema inmunológico como respuesta a la exposición del organismo a sustancias a las que es sensible. Vale acotar que, dichas sustancias, en ocasiones normales no causan tales alteraciones.

Los principales alérgenos son:

  • Caspa de animales,
  • Picaduras de insectos,
  • Esporas del moho,
  • Algunos alimentos,
  • Ciertas medicinas,
  • Polen
  • Ácaros del polvo.

Los principales síntomas de las alergias son: goteo nasal, estornudos, picazón, sarpullido, edema, asma. Sin embargo, si las alergias son más severas pueden provocar anafilaxia. Esta es una reacción alérgica grave que puede provocar la muerte.

¿Qué son los ácaros?

Son diminutos arácnidos, de tamaño tan pequeño que, generalmente, no son visibles al ojo humano. Están distribuidos por todo el mundo ya que están adaptados para vivir en todos los medios conocidos del planeta. Asimismo, se encuentran en nuestras viviendas, especialmente en colchones, almohadas y alfombras.

 

¿Cuál es la relación entre los ácaros y las alergias?

Los ácaros se alimentan de escamas de piel humana, que se desprenden a medida que nuestra piel se renueva.  Esta, se desprende en escamas microscópicas, que se van colando a través de los poros de las telas de ropa, sábanas, etc. entre los poros que dejan los hilos de la ropa. Así, se van acumulando en los sofás, colchones y almohadas, que son los lugares donde más abundan los ácaros.

Los ácaros desprenden partículas, que flotan en el aire; cuando éstas son respiradas causan alergia. Si alguien alérgico inhala repentinamente, una gran cantidad de ácaros, como suele suceder al remover objetos con polvo; puede tener un ataque agudo de síntomas de asma o de rinoconjuntivitis.

Sin embargo, si la inhalación de ácaros es paulatina y en repetidas ocasiones, los síntomas pueden no ser evidentes; sin embargo, van provocando inflamación interna de los bronquios.

Esa inflamación continua hace más sensibles a los bronquios, a estímulos como: infecciones, otras alergias, ejercicio, aire frío, contaminación, etc.

Deja un comentario