Inicio Aprende como ¡Cepilla tus dientes de esta forma y no los maltrates!

¡Cepilla tus dientes de esta forma y no los maltrates!

238
0
Compartir

Si cepillar tus dientes, al menos, dos veces al día no es parte de tu rutina habitual, es mejor que hagas algunos cambios. Además, es importante que tengas una correcta técnica de cepillado.

Los hábitos dentales deficientes y el cepillado inadecuado, pueden provocar caries, enfermedad de las encías y, por supuesto, halitosis (mal aliento).

Obtuvimos información sobre los errores más comunes que cometemos la mayoría de nosotros al cepillarnos los dientes. ¡No te los pierdas!

No cepillar todas las superficies. Es importante cepillar todas las superficies de masticación, tanto internas como externas, en un ángulo de 45 grados.


No dejes de atender a tus dientesAsegúrate de usar movimientos suaves de ida y vuelta que cubran el ancho de los dientes.

No limpiar tu lengua. La lengua puede albergar bacterias, que pueden causar mal aliento y otros problemas.

Cepillar o raspar suavemente la lengua, después de ocuparte de tus dientes, es tan esencial como el resto de tu rutina.

No cepillarse los dientes el tiempo suficiente. Este es uno de los errores más comunes que cometen las personas.

El tiempo recomendado para cepillarse los dientes es de dos minutos (30 segundos para cada cuadrante). Si no estás seguro de estar alcanzando la marca de los dos minutos, ¡configura un temporizador en tu teléfono!

Recuerda que la salud de tu boca es igual de importante que la del resto de tu cuerpo

Usar un cepillo de dientes demasiado viejo. Si las cerdas están gastadas o acampanadas, es hora de reemplazar el cepillo de dientes.

Cuando el cepillo de dientes está gastado, las cerdas no pueden introducirse en las pequeñas brechas, lo que las hace inútiles para la limpieza.

Para un mejor rendimiento, tu cepillo de dientes debe reemplazarse cada tres o cuatro meses.

Que el cepillo sea muy duro. Existen diferentes opciones para las cerdas. Sin embargo, se recomiendan las cerdas suaves.

Éstas limpian mejor que las cerdas duras, ya que las últimas pueden desgastar la estructura de los dientes.

Deja un comentario